Sexo Amateur
Videos Caseros
Chat Erotico
Webcam de sexo
sexo_duro_gratis

 
sexo amateur fotos amateur
sexo jovenes sexo sado
sexo chicas sexo chicos
sexo asiaticas sexo parejas
videos_sexo_duro
videos_de_sexo_duro

 

¡¡AHORA PODRAS CHATEAR EN DIRECTO CON NUESTRAS CHICAS.!!

ENTRAR

 

 

 

ADIESTRANDO A PAULA (I) –Una sumisa convencida.

El relato que a continuación expongo es ciento en un 80%. Solo he cambiado alguna cosa para no delatar a sus participantes

Agradeceré cualquier comentario o consejo que me mandéis a: pablouxky1@yahoo.es, ya que normalmente estos relatos los escriben los hombres y no una chica joven como yo.

Me llamo Paula en la actualidad tengo 25 años. Lo que voy a relatar ocurrió el año pasado.

Soy una chica con un físico atractivo. Mis medidas son 95-60-90. Mido 172cm.,,peso 58 kgr. tengo el cabello largo de color negro y unos bonitos ojos verdes.

A mi actual amo, Héctor, le encanta mi culo y mis tetas. De mi culo dice que son dos esferas perfectas del tamaño justo, y de mis pechos le encanta también la perfección de su redondez, su dureza, su tamaño (quizá algo grandes para mi cuerpo) y mis pezones pequeños pero firmes que los coronan.

El año pasado conseguí colocarme en una empresa multinacional en Valencia. Siempre había vivido en Madrid. He sido una chica muy consentido (hija única) y algo pija. Era la primera vez que me veía libre de mi familia y completamente independiente.

Por aquel entonces yo ya había tenido sexo con algunos chicos, todos muy educados y cariñosos, y desde luego ya había hecho por petición de ellos alguna mamada, para que se corrieran en mis bonitas tetas.

Un día por medio de Internet pude ver un trozo de una película sadomasoquista. En la película azotaban el culo de una chica con rasgos orientales, mientras la obligaban a tragar una enorme verga. La película era solo una muestra, por lo que duró solo uno par de minutos; cuando se cortó la película, la chica ya tenía el culo al rojo vivo y su apuros para engullir aquel enorme miembro y respirar eran cada vez mayores. En lo que a mí respecta, me sorprendía a mi misma; estaba totalmente mojada, mis bragas estaban empapadas; solo tuve que deslizar uno de mis dedos a mi clítoris y me corrí apenas al primer contacto.

Empecé a interesarme por el sadomasoquismo, quería probarlo, ser utilizada y humillada y que me dieran placer. Al mismo tiempo tenía miedo, necesitaba un amo que me adiestrase desde el principio, que tuviera paciencia conmigo, y que al menos al principio no fuera excesivamente duro.

Fue también por medio de Internet como contacté con Héctor, mi actual amo. Recibí varias ofertas, pero me decidí por Héctor por que a pesar de su dureza en la forma de chatear conmigo, siempre resulta cariñoso y me inspiró confianza.

SIGUE